lunes, 21 de noviembre de 2011

PERSPECTIVAS DE LAS ARTESANIAS EN LA PROVINCIA DE LOS SANTOS, REPUBLICA DE PANAMA

Panamá cuenta con estabilidad macroeconómica y un fuerte el crecimiento de la economía, sobre la base de su inserción en el contexto internacional. Sin embargo, las mejoras económicas no han logrado un aumento en la calidad de vida en las áreas no urbanas del país, ni una reducción de la desigualdad en la distribución del ingreso, a pesar de los avances alcanzados en los últimos cuatro años. 

Además de las transferencias monetarias condicionadas, el combate a la pobreza se ha planteado en términos de aumentar la competitividad de la economía y propiciar la inversión privada. Para lograr lo anterior, Panamá requiere de la definición de esquemas de incentivos para la consolidación de cadenas prioritarias de producción, comercialización y exportación; y de programas complementarios para fortalecer la capacidad productiva de las micro, pequeñas y medianas empresas. 

En este contexto, la amplia base artesanal se ofrece como una posibilidad para que miles de familias panameñas, con una participación predominante de las mujeres, puedan mejorar sus niveles de ingreso. Sin embargo, este sector está enfrentando problema el cual ha sido objeto de estudio por las agencias multilaterales y organismos privados de desarrollo.


Problemas de la produccion artesanal en la Provincia de Los Santos. 


La producción artesanal de la Provincia de Los Santos comparte las características del sector en el ámbito nacional. El problema principal tiene relación con las limitantes en la promoción y comercialización de las artesanías. 

Hasta el principio del año 2000, los artesanos contaban con un mercado cautivo extranjero permanente gracias a la presencia de estadounidenses a través de sus siete bases militares y la Comisión del Canal de Panamá, los cuales tenían mucho interés en la artesanía panameña y contaban con el poder adquisitivo para proveer un ingreso permanente para el sector artesanal del país. Este mercado comenzó a disminuir paulatinamente desde principios de 1990 hasta extinguirse casi en su totalidad a finales de 1999. 

El contar con un mercado cautivo afectó la competitividad del sector artesanal panameño; el cual se enfrenta en la actualidad con dos problemas principales. Por un lado no cuenta con un mecanismo que le permita acceder y establecer vínculos con los mercados externos, ni obtener una mayor penetración en el mercado local. Por el otro, los artesanos panameños tienen limitado acceso a asistencia técnica especializada para diseñar y producir productos que se adecuen a lo que estos mercados exigen en términos de calidad, cantidad, precio y plazos de entrega. 

No obstante las debilidades del sector artesanal panameño mencionadas en el párrafo anterior, este sector tiene potencial para integrarse a las oportunidades de comercialización y venta que el proceso de globalización abre a estos productos dentro del mercado internacional, especialmente en el nicho de mercado de regalos, artículos decorativos y utilitarios (dentro de los mercados con mayor potencial están los Estados Unidos, Europa y Japón). Asimismo, la estrategia de Panamá para promover el turismo es una oportunidad para expandir la demanda de artesanías panameñas en el mercado local. 

En el año 2009, la versión digital de “Martes Financiero”[i] estimaba en 5 mil 591 la población de artesanos de Panamá. Aunque la DGAN considera para 2010, unos 4000 artesanos debidamente acreditados, representando un 0.3 % de la población económicamente activa del país, según cifras proporcionadas por la Contraloría General de la República y los funcionarios de la Dirección General[ii].


El sector enfrenta cuatro problemas fundamentales: la escasez de materia prima, la activa participación de los intermediarios, la carencia de normas de calidad, y la dificultad del estado panameño para brindar un apoyo consistente. 

La escasez de materia prima, especialmente por el agotamiento de la semilla tagua, y la decreciente disponibilidad del cuero y la fibra vegetal, ha disminuido la rentabilidad del negocio y creado un límite estructural a la expansión de la producción artesanal. Tal y como se indica en el reportaje aludido, con relación a la tagua: “El artesano tiene una producción limitada y el mercado internacional está exigiendo contenedores llenos de pericos hechos de tagua, por ejemplo, y para poder conseguirlo se tendría que acabar con toda la producción de tagua que hay en Darién. Eso es imposible”. 

Adicionalmente, el agotamiento de materias primas está causando un número creciente de falsificaciones y empujando producción de tipo industrial, alejándola de su naturaleza artesanal. 

De acuerdo con los datos proporcionados por el Centro de Documentación Artesanal “Casita de Las Tradiciones” en marzo de 2011, localizado en Las Tablas, Provincia de Los Santos, aparecen debidamente registrados aproximadamente 200 artesanos (5% del total nacional). 

Características de los artesanos en la Provincia de Los Santos. 

De los artesanos registrados 142 se dedican a la producción artesanal textil, 24 a las bisuterías, 20 a productos de cuero, 7 a las artes plásticas, 6 a las artesanías de madera y 1 a la orfebrería. Obviamente, el número real de artesanos es mucho mayor pero la naturaleza informal de sus actividades no permite cuantificarlos. Del total de artesanos 174 (87%) son mujeres y 26 (13%) hombres. 


Predominio de los artesanos dedicados a la producción textil. 


Como se observa en el Gráfico No. 1, dos tercios de los artesanos se dedican a la producción textil, mientras que el tercio restante se lo distribuyen la producción de bisuterías, cuero, madera, orfebrería y artes plásticas.

Fuente:   Elaboración propia a partir de la información proporcionada por  el Centro de Documentación  Artesanal “Casita de Las Tradiciones”,  DGAN, Las Tablas, marzo de 2011.


Concentración de los artesanos en el Distrito de Las Tablas.
La producción artesanal se concentra en 4 Distritos: Las Tablas (52%),  Tonosi (19%), Macaracas (15%), Guararé (6%) y Pocrí (3%). Ver el Gráfico No 2.

 Fuente:  Elaboración propia a partir de la información proporcionada por el Centro de Documentación  Artesanal “Casita de Las Tradiciones”, DGAN, Las Tablas, marzo de 2011.

Predominio de las sabanillas, polleras y pañuelos en la producción artesanal textil.

Los 142 artesanos de la Provincia de Los Santos que trabajan el textil, concentran sus actividades en tres productos: sabanillas (50%), las polleras (23%) y los pañuelos (14%). Véase el Gráfico No. 3.

Fuente: Elaboración propia a partir de la información proporcionada por el Centro de Documentación Artesanal “Casita de Las Tradiciones”, DGAN, Las Tablas, marzo de 2011.

Muebles, monturas y cutarras predominan en las artesanías de cuero. 

Los artesanos dedicados a trabajar el cuero producen principalmente muebles (45%), cutarras (20%), monturas (15%) y tambores (15%). En el ámbito nacional, la manufactura artesanal se centra principalmente en las provincias de Herrera y Los Santos y la población de La Colorada de Veraguas. En la Provincia de Los Santos, según datos proporcionados por la DGN – Regional, los artesanos del cuero se localizan principalmente en Las Tablas, Agua Buena, y Pocrí. 

Las artes plásticas se concentran en La Villa de Los Santos. 

La Base de Datos proporcionada por el Centro de Documentación Artesanal “Casita de Las Tradiciones” incluye a 7 artistas de la plástica, 5 de ellos localizados en la Villa de Los Santos, uno en Sabana Grande y otro en Las Tablas. No obstante, no aparecen incorporados 4 artistas de La Villa de Los Santos de gran significancia: Raúl Vásquez Sáez, Alberto E. Ruiz, Carlos Martínez Uliten y Evene Rodríguez[i]

En entrevista realizada al Prof. Alberto José Olmos De Gracia, Director de la Escuela de Bellas Artes de Azuero[ii] se estableció que existen dos tendencias pictóricas en las artes plásticas de esta región: a) la tendencia surrealista y abstracta; y b) la “costumbrista”. 

La mayoría de los pintores profesionales de La Villa de Los Santos se caracterizan por el contenido surrealista y abstracto, y las ventas son realizadas principalmente en Ciudad Panamá ya sea directamente a hoteles y sector inmobiliario y a personas con un gran poder adquisitivo, o por medio de Galerías de Arte y marchantes. La mayoría de los pintores forman parte de la Asociación Panameña de Artistas Plásticos (APAP) – Capítulo de Azuero. 

El Señor Heriberto Valdés, Presidente de APAP considera que la expansión arquitectónica e inmobiliaria del país no ha tomado cuenta la adquisición de murales y obras pictóricas de los artistas. Esta es una de las razones por la cual las ventas de productos pictóricos aún no aprovechan aún las oportunidades que ofrecen los altos índices de crecimiento económico. 

Además de la tendencia surrealista y abstracta, existe la pintura denominada “costumbrista”, la cual es impulsada desde la Escuela de Bellas Artes de Chitré. 

El Pintor costumbrista Edwin Ortiz define en los siguientes términos esta tendencia: “Para mí, crear y hacer una obra costumbrista tiene un gran valor. Creando estas escenas y paisajes maravillosos con el verdor y la multiplicidad de colores de la tierra y su gente, deseo dejar mi legado para las futuras generaciones sobre el folclor, las tradiciones y las costumbres de mi Panamá”[iii]

En la opinión del Prof. Olmos, la existencia de la Escuela de Bellas Artes de Chitré, la autenticidad de la producción artística, el raigambre histórico – cultural, y la vocación universal de los pintores de Azuero, son sus principales fortalezas. 

Las debilidades principales son el escaso nivel de asociatividad, la dependencia de los intermediarios y el escaso acceso al mercado inmobiliario y turístico. Las deficiencias en la promoción y comercialización son las debilidades críticas. Un Resumen del Análisis FODA. 


CONCLUSIONES.
Las artesanías elaboradas en la Provincia de Los Santos – como ocurre en todo el país - trascienden el uso doméstico cotidiano, destinándose al comercio como medio de subsistencia, y se encuentran directamente relacionadas a la actividad económica agropecuaria, la historia y la cultura. La provincia posee una gran variedad de artesanía hecha en textil, barro y cerámica, cuero, madera, piedra, textil, hierro y minerales (joyería). 

Dos son los problemas principales que enfrentan los artesanos: a) la competencia con los productos procedentes de procesos industriales de bajo costo, con apariencia similar a los productos artesanos, pero con menor precio y calidad.; y b) las deficiencias en la comercialización, pues la producción artesanal se realiza principalmente de manera individual en sus viviendas, con poca capacidad para llegar al mercado. 

La producción artesanal santeña en general, no está aprovechando las oportunidades que ofrece un desarrollo turístico en crecimiento, posiblemente porque se trata de un fenómeno reciente, para el cual no existió una preparación previa. Igualmente la firma de tratados de libre comercio, creó la posibilidad de impulsar las exportaciones de artesanías panameñas en el ámbito internacional, pero los productores carecen de información y posiblemente tendrán que modificar estilos, diseños en función de la demanda europea y norteamericana, especialmente. 

El mercado turístico, aun sin explotar, se ofrece como una posibilidad inmediata para ampliar su producción y comercialización para los artesanos santeños, y especialmente para las integrantes de la Asociación de Productores y Productoras Rurales Santo Tomás de Villanueva, siempre y cuando se apliquen las siguientes acciones de reingeniería organizacional y empresarial: 

a) Incrementar la producción, aplicando criterios de economía de escala, sin alterar el concepto de producción hecha a mano. 

b) El aumento del volumen de la producción deberá contemplar una modificación a la organización del trabajo, en la medida en que será requerido contar con trabajadoras (trabajo asalariado). 

c) Aun cuando la producción siga realizándose en el ámbito familiar será necesario fortalecer aspectos asociativos tales como: la compra colectiva de insumos y herramientas, la comercialización y promoción conjunta por medio de una empresa comercializadora y la negociación conjunta con proveedores y grandes compradores. 

d) Será necesario introducir la línea de producción de artesanías de “souvenirs” dirigidas al mercado turístico nacional pero especialmente internacional. Las características de los souvenirs son: pequeños, baratos y que denoten simbólicamente el área visitada. El propósito es que el turista, cuando compra el objeto artesano adquiere un reforzador de recuerdos y una demostración de “estar allí” que le diferencie de la gente que no ha viajado al lugar. Las imágenes: fotos, vídeos, etc., tomadas en relación con la elaboración del objeto interesan al turista, que refuerza con ellas el conocimiento no sólo del destino, sino también del estilo de vida local. 


[i]Azuero Arte: URL:  http://azueroarte.tripod.com/index.html. Leído el 23 de febrero de 2011.
[ii] Entrevista a al Prof. Alberto José Olmos De Gracia, Director de la Escuela de Bellas Artes de Azuero, realizada el 2 de marzo de 2011, en la Ciudad de Chitré.

[i] Melissa Novoa, “Industria Artesanal Panameña está a Medio Tallar”, En: Martes Financiero, Edición N° 591, Panamá, 4 de agosto de 2009.                   
[ii]  URL: http://www.mici.gob.pa/detalle.php?cid=20&id=1581, Ministerio de Comercio e Industrias, Panamá, Leído: 2 de marzo de 2011.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada